Eleanor es nueva en el instituto. Es pelirroja, antisocial y tiene sobrepeso. Park es respetado por sus compañeros, practica taekwondo y es un adicto a los cómics. Eleanor viene de una familia rota con un padrastro abusivo. Park tiene la familia perfecta, con raíces irlandesas y coreanas. Sus mundos no podrían ser más diferentes, pero se enamoran. Sin embargo tendrán que vivir su relación a escondidas, como si la novela de Shakespeare se tratara, debido al enfermizo carácter del padrastro de Eleanor.

Eleanor & Park es el amor adolescente en su máximo esplendor. Estoy segura de que si lo hubiera leído a los 12 años habría disfrutado mucho, pero una ya está lejos de ser una adolescente. Es inevitable que algunos diálogos recuerden a Crepúsculo -por seguir con la línea-, ocho años anterior a esta. ‘¿Crees que me importa algo que no seas tú?’, ‘Necesito creer que habrá más oportunidades, ¿Eleanor, me oyes? Necesito saber que tú también lo creas’ o ‘Se le rompió el corazón sin poder evitarlo’ son algunas de las frases que se pueden leer y que sin duda recuerdan a las de la saga de Stephenie Meyer. Ya no me gustó Crepúsculo por rozar un nivel de cursilería importante, así que con Eleanor & Park me ha pasado un poco lo mismo.eandp

No obstante, esta novela tiene ciertos aspectos que me han parecido interesantes. La complicada situación familiar por la que pasa Eleanor es una de las partes que mejor capta la atención del lector, que espera ver de qué manera se resuelve en el desenlace. La personalidad de Eleanor, cínica y desencantada de la vida es una buena contraposición a las ingenuas y románticas niñas adolescentes que acostumbran a protagonizar esta clase de libros. También algunas de las dudas que le sobrevienen a Park durante su relación con Eleanor dejan ver que los personajes no son los clichés adolescentes que solemos ver, si no que tienen unas personalidades más realistas y complicadas. Sin embargo, hubiera sido de agradecer que este enfoque hubiera estado presente a lo largo de todo el libro. Los diálogos entre los dos enamorados tienden a ser simples, sin dejar ver la inteligencia de la que se supone que están dotados los protagonistas.

En definitiva, si tienes menos de 18 años y te gustan las novelas románticas, te encantará Eleanor & Park. Eso sí, ese enfoque realista del que he hablado se hace muy latente en el final, aviso.

Advertisements