Cinco días clave en su relación: el día en que se conocieron, el día en que rompieron, el día en que se reconciliaron, el día que volvieron a romper, y luego un reencuentro final cuya interpretación queda sujeta a la imaginación de cada uno. A través de estos cinco momentos conocemos a Dell y a Kimberly, y la relación que han mantenido durante seis años.

Dell, interpretado por Justin Long (y que en ocasiones parece su personaje de He’s just not that into you que se ha cambiado de película), se enamora de Kimberly en el instante en que la ve. Más o menos como cuando Joel ve a Clementine por primera vez en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, o como cuando Tom ve a Summer en 500 days of Summer. A la primera recuerda por su carácter onírico, la duda de qué es real y qué no. También por los desesperados intentos de recuperar lo perdido, de restablecer lo que está roto. A la segunda especialmente por cuestiones narrativas: su relación se divide en secuencias que se entremezclan, lo que resulta en una linea temporal difusa y al servicio del juicio del espectador. Al igual que 500 days of Summer: “This is a story of boy meets girl, but you should know upfront, this is not a love story.”

comet1

El guión de Sam Esmail (también director del film y pareja de Emmy Rossum, que interpreta a Kimberly) se mece continuamente entre la idea de que el presente no es más que un sueño u otras realidades paralelas. Si se tuviera que juzgar por la estética de la película no tendríamos ninguna duda de que es así. Encuadres sin aire, luces manifiestamente artificiales, planos milimétricamente construidos que en su vida han oído hablar de la regla de los tercios… Sin duda, todo esto es lo más atractivo de Comet. Sí, los diálogos son agradables e incluso ingeniosos en algunas ocasiones, pero queda patente que es en la dirección artística (Annie Spitz) y la fotografía (Eric Koretz) donde han concentrado todas sus energías.

Otra película de amor, o más bien de desamor. Chico conoce a chica como ya hemos visto otras veces. Pero Dell no es Joel o Tom, y Kimberly no es Clementine o Summer. Cada pareja es una historia, unos recuerdos, unos sentimientos diferentes. Y todo esto lo muestra, maravillosamente de forma visual, Comet.

Original 29/05/2015

Advertisements