Hace poco vi The DUFF con la esperanza de disfrutar de una buena good old teen movie como las de antaño, y vaya si lo fue: la película tiene todos los clichés que ya hemos visto en las demás teen movies. Y es que para hacer una película de este género es imprescindible que aparezcan estos 9 ingredientes.

1. Protagonista “fea”.

fea2 fea3

alex

La protagonista tiene que ser una loser poco agraciada que vista con petos vaqueros, pantalones de cargo y camisas que le queden grandes. Las gafas, el pelo rizado salvaje y el desconocimiento total de lo que es el maquillaje suman puntos a la construcción del personaje. Pero no todo se centra en la apariencia: el exterior tiene que ser igual de loser que el interior. Sus aficiones tienen que ser totalmente contrarias a las de sus compañeros de clase populares: si ellos leen la SuperPop o ven el Crepúsculo de turno la prota tiene las estanterías llenas de libros de Sylvia Plath y dvd’s de cine gore de los años 80. Sin embargo, agobiadas por las convenciones sociales no tienen más remedio que…

2. Someterse a un makeover.

make1 teen4    teen5teen7

Lo que está claro es que la prota no va a conquistar al quaterback o a subir en la escala social del instituto con esas pintas. Un cambio de imagen es necesario: el chándal por una minifalda bien corta y el jersey que le hizo su abuela por un top con escotazo. Si encima le llevan de compras al centro comercial y va probándose los modelitos mientras entra y sale del probador al ritmo de una canción marchosa, vamos, lo peta. Aunque a veces no es tan complicado, simplemente basta con quitarse las gafas y soltarse la coleta. Y los miércoles, siempre de rosa.

3. Explicación necesaria de los diferentes grupos sociales que se pueden encontrar en el instituto.

Los populares, los nerds, los góticos, los raperos, los fumetas… ¿si no te lo explican al principio de la película, cómo vas a saber que hay grupos de estudiantes que no van a importar ni lo más mínimo en el desarrollo de la historia? Porque aquí sabemos que los únicos que importan son los populares (grupo formado exclusivamente por los jugadores del equipo de football y las animadoras), y sobre todo, que no puedes sentarte con ellos a la hora de la comida.

4. Allison Janney.

 teen10 teen9teen8  teen11teen12

No es suficiente con que Allison Janney salga en el 67% de la series, en el 81% de las películas (100% en el caso de que sean films independientes) y que se lleve todos los Golden Globes, Emmys y Critics Choice. Una película teen que se precie contará con ella, ya sea como madre preocupada o como directora de instituto aficionada a la escritura erótica.

Si por alguna extraña razón Allison Janney no aparece en la película, Gabrielle Union sí que estará (y eso cuando no salgan las dos).

5. Profesor al que le falta un tornillo y/o es muy colega del protagonista.

 duff profe  teen13chicas profe 10 profe clueless profe paulrudd

En una película en que la mayoría de la acción pasa en el instituto es necesaria la figura del profesor. Bien sea para enviarle la tarea que servirá como punto de inflexión de la historia, para dar algunos sabios consejos o para burlarse de todos sus estudiantes, el profesor es uno de los secundarios imprescindibles que encontramos en el cine teen.

6. Las bitches.

teen15 teen14teen16 teen17

Las bitches pueden ser animadoras buenorras o simplemente buenorras que disfrutan con el sufrimiento ajeno.  Su máxima aspiración en la vida es ser coronadas ‘reina del baile’ y a ser posible, que su ‘rey’ sea su novio-ex novio que es el interés romántico de la protagonista ‘fea’. Protagonista a la que ha humillado cientos de veces delante de los demás, primero sin ninguna razón y segundo porque a su novio-ex novio le hace tilín. Las bitches suelen ir de tres en tres y al menos una de ellas tiene que ser de otra etnia.

7. Las clases particulares son la clave.

clases1 clases2 clases3

La suerte de que la protagonista sea una nerd empollona y que se enamore del cabeza hueca del chico popular es que puede acercarse a él ofreciéndole unas clases particulares de la asignatura que peor lleve. Esto por supuesto, es una mera excusa para arrimársele todo lo que pueda. Incluso a veces, para conseguirlo, es tan lista que se hace la tonta y las clases particulares se las dan a ella. La cosa es que para que los protagonistas lleguen a conocerse tienen que haber clases particulares.

8. La canción Bad Reputation.

No hay canción mejor para poner de fondo cuando la prota va de malota.

9. La prom.

La prom es el alma de las películas teen, el punto culminante de la historia. En ella, la loser convertida en popular le arrebatará la corona de reina a la animadora malvada, o la perderá pero se dará cuenta que en realidad nunca la quiso. Habrá baile marchoso y también baile romántico, en el que los protagonistas se darán el primer beso o el beso de reconciliación, y por supuesto, todos los estudiantes serán también bailarines profesionales que sabrán seguir la coreografía improvisada sin ningún problema.

Original- 13/06/2015

Advertisements